Patinetes eléctricos

Seguro obligatorio para patinetes eléctricos:
una medida esperada

Pere Navarro, director de la Dirección General de Tráfico (DGT), anunciaba hace unos días en Irún, Guipúzcoa, que el organismo exigirá un seguro de Responsabilidad Civil obligatorio para los patinetes eléctricos. Una medida que, con probabilidad, generará controversia pero que aportará seguridad tanto a conductores como a peatones.

El seguro de RC para los patinetes era un tema que venía debatiéndose desde la aparición de los vehículos de movilidad personal (VMP). No es raro leer noticias —cada vez más frecuentes— con patinetes eléctricos involucrados en siniestros. Basta con ojear la prensa regional para toparse con titulares recientes como el que publicaba Diario de Noticias hace unas semanas: “Los accidentes laborales en bici y patinete eléctrico crecen en Navarra un 40 %”.

Los datos, aunque parezcan alarmantes, hay que analizarlos con perspectiva. Por esta razón, no se trata de demonizar a los conductores de VMP, teniendo en cuenta que cada día hay decenas de siniestros en nuestras calles y carreteras ocasionados por coches. Por no hablar de los graves: “los accidentes dejaron 29 víctimas mortales, 113 heridos graves y 987 heridos leves” el año pasado en la Comunidad foral.

Por el contrario, hay que hablar de los beneficios que reportará el contar con el seguro obligatorio. A muchos de nuestros clientes, que nos llaman para consultar sus dudas, les explicamos que aunque hoy no se exige, esto no le exime de responsabilidad si causa daños a un tercero o al mobiliario urbano, por ejemplo. El Colegio de Mediadores de Seguros de Navarra, al que pertenece Castañeda & Asociados, envió el año pasado a los medios un comunicado para recomendar la contratación de una póliza RC tras el aparatoso accidente que se produjo en la Rochapea entres dos patinetes eléctricos.

Era cuestión de tiempo que esta normativa se anunciara. Algunas ciudades ya lo exigían y es lógico que haya una normativa a nivel nacional que armonice la conducción y las exigencias normativas de los VMP. 

Ir arriba